ClÍnica Rancagua

Psiquiatra Rancagua - Horas Presenciales

 

 

 

bello horizonte rancagua psiquiatria

 

Edificio Bello Horizonte

 

 

rancagua psiquiatria

 

Edificio Alcazar

 

 

 

 

Estamos en 3 ubicaciones

 

Edificio Bello Horizonte Torre

 

Edificio Alcazar

 

Edificio Olavarria

 

 

psiquiatria rancagua

 

 

 

Horas Psiquiatría 100% presenciales Rancagua.

 

psiquiatria Rancagua

 

psiquiatria Rancagua horas

 

 

 

Horas Psiquiatría Rancagua - 100% Presenciales.

 

 

Psiquiatras Rancagua $35.000 - $45.000 Promoción Especialidad Psiquiatría (Asignación por cupos de agenda) - 50 cupos mensuales - Horas presenciales

 

Clínica Psiquiatría Rancagua


En Clínica psiquiatra Rancagua nos encontramos en promoción en la especialidad a fin de poder entregar un servicio en salud mental de calidad y al mayor alcance de todos.


El Valor de atención en Psiquiatría para consulta presencial de esta especialidad es $35.000 - 45.000 (Asignación por cupos de agenda - 50 cupos mensuales)

 

 

 

 

 

En nuestra clinica contamos con psiquiatras preparados para ver muchas afecciones mentales tanto para pacientes adultos, adolescentes e infantes.

 


A modo de ejemplo


1. Trastornos del neurodesarrollo


2. Trastornos del espectro de la esquizofrenia y otros trastornos psicóticos


3. Trastorno Bipolar y trastornos relacionados


4. Trastornos depresivos


5. Trastornos de ansiedad


6. Fobias


7. Trastorno obsesivo-compulsivo y relacionados


8. Trauma y otros trastornos relacionados con el estrés


9. Trastornos disociativos


10. Trastorno por síntomas somáticos y trastornos relacionados


11. Trastornos de la alimentación


12. Trastornos de la excreción


13. Trastornos del sueño-vigilia


14. Disfunciones sexuales


15. Trastornos destructivos del control de los impulsos y de la conductas


16. Trastornos por uso de sustancias y trastornos adictivos


17. Trastornos neurocognitivos


18. Trastornos parafílicos


19. Trastornos de personalidad

 

 

 

 


 

Dificultades de elección


Según la Dra Daniela Vallejo, un psiquiatra es ante todo un médico. Trabaja con patologías, trastornos mentales, condiciones peligrosas para una persona. Su tarea es devolver al paciente a una vida normal con la ayuda de medicamentos, para asegurar su bienestar y ayudarlo a adaptarse a la sociedad. También hay un psicoterapeuta, un psiquiatra que tiene la especialización adecuada. Puede recetar pastillas y participar en psicoterapia.

 

 

Una consulta psiquiatrica es una iluminación psicológica que implica una o dos reuniones. En ellos, el paciente recibe información general sobre su problema: qué le está sucediendo, qué está experimentando exactamente, con qué características de la psique puede estar asociado.

Pánico, miedo y ansiedad

 


Con ataques de pánico, estados depresivos y trastornos de ansiedad, la mayoría de las veces las personas acuden a un psicólogo, aunque en la mayoría de los casos es necesaria la intervención de un psiquiatra. Dra Daniela Vallejo dice que en tales condiciones, un psiquiatra primero debe diagnosticar, prescribir tratamiento y estabilizar el trasfondo emocional de una persona. Y solo entonces otro especialista puede comenzar la corrección psicológica.

 

 

En algunos casos, también se requiere el trabajo conjunto de estos dos especialistas. Sin embargo, en Chile, la práctica de la gestión verdaderamente colectiva es rara, cuando el psiquiatra y el psicólogo están constantemente en contacto. Esto suele ser una cuestión de disciplina para el propio paciente.

 

 

“Sucede que el paciente oculta el hecho de que el psiquiatra está viendo”, dice Dra Vallejo. – Por supuesto, esto está mal y, a veces, incluso es peligroso. Al brindar asistencia a una persona no acorde a su perfil, los psicólogos pueden perjudicarlo. Por ejemplo, diferentes drogas pueden afectar la psique de diferentes maneras. O una persona necesita primero medicamentos y solo luego psicoterapia. Esto debe tenerse en cuenta cuando se trabaja con un paciente.

 

 

Hay una serie de campanas de alarma, según las cuales uno puede sospechar que un paciente tiene trastornos mentales. Estos son trastornos vegetativos pronunciados: ataques de pánico, ataques severos de dolores de cabeza, espasmos vasculares, tinnitus, reacción emocional inadecuada y falsa, comportamiento inapropiado, por ejemplo, una persona no se quita la ropa en la habitación. Confusión en el relato del problema o lapsus de memoria, confusión de ficción y realidad, así como periodos de inadaptación social prolongada, por ejemplo, el paciente llega y dice: “Hace muchos años que no salgo de la casa porque tengo miedo de perros, que viven en la calle".

 

 

Se considera que los problemas más comunes de la psiquiatría son el trastorno de pánico, la fobia social, el trastorno obsesivo-compulsivo y el trastorno de ansiedad generalizada: este es el miedo a ciertas situaciones o la ansiedad general persistente. También hay estados límite: aún no es una patología pronunciada, pero ya es el nivel inicial de desarrollo de un trastorno mental.

 

 

“Dichas condiciones pueden no ser perceptibles desde la primera reunión. A veces se requieren múltiples visitas. Si notamos alguna campana alarmante, se lo contamos al paciente, le llamamos la atención. Muchos después de una conversación así nos dejan porque no quieren enfrentar el problema cara a cara. Es triste, porque en este momento todo depende de la persona. Por lo tanto, nuestra tarea es contárselo para que comprenda la importancia de la situación, para que pueda creernos. Para esto, por supuesto, se necesitan relaciones de confianza, que estamos tratando de construir ”, dice Dra Daniela Vallejo.

 

 

Dra Vallejo, también recuerda que la selección de medicamentos es un proceso largo. Pero no tenga miedo de los efectos secundarios. En primer lugar, las drogas modernas tienen mucho menos. En segundo lugar, es necesario comprender que aún habrá que dedicar algún tiempo a la adaptación a los medicamentos. No debe dejar de tomar medicamentos si no le convienen: es importante volver al psiquiatra y pedir un ajuste de dosis o recetar un medicamento diferente.

 

 

¿Cómo elegir un especialista?

 


Dra Daniela Vallejo aconseja seguir una serie de acciones que lo ayudarán a elegir un buen profesional.

El primer paso es averiguar sobre su educación. Desafortunadamente, algunas personas pueden llamarse a sí mismas psicólogas sin tener derecho a hacerlo. Un buen especialista tendrá información sobre educación en el dominio público.

 

 

“Muchos erróneamente no confían en el especialista que ha hecho un reciclaje o tiene solo una maestría o curso en psiquiatría y una licenciatura en otra especialidad. En mi opinión, por el contrario, este es un indicador de que una persona se acercó conscientemente a la elección de una profesión, dice ella. - Peor aún, si el especialista egresó de la especialidad, y ya está. El mundo está cambiando, y no puede pasar de largo. Cualquier psicólogo necesita mejorar continuamente sus habilidades.

 

 

El segundo paso es ver qué enfoque toma el especialista y si te conviene. Puede estudiar en Internet información sobre diferentes enfoques, averiguar cómo se construirá el trabajo entre el psicólogo y el paciente.

 

También es necesario escuchar los sentimientos personales. La primera consulta es una reunión en la que una persona decide si un especialista es adecuado para él. No se apresure, sucede que necesita varias reuniones para comprender esto. Pero los propios sentimientos no pueden ser ignorados. Y si no le gusta la voz o los gestos, debe buscar a alguien con quien se sienta cómodo. Lo mismo ocurre con el género y la edad. A veces, el problema se resuelve con una simple conversación: por ejemplo, el paciente no está listo para responder una pregunta franca o necesita más apoyo.

 

 

Además, es necesario prestar atención al costo de las consultas. Se visita a un profesional una vez cada una o dos semanas, y debe estar preparado para pagar por sus servicios. El lugar de consulta es muy importante: las reuniones con un psicólogo en un automóvil, en una cafetería o en un apartamento son inaceptables. Se prefieren las consultas en la oficina.

 

 

Lo que no lo ayudará a elegir el profesional adecuado son las revisiones en Internet. Dra Vallejo está segura de que casi siempre se trata de una evaluación incorrecta de la actividad de un especialista.

 

“La persona que publica una reseña suele estar en un estado emocionalmente inestable. Además, esta inestabilidad puede ser tanto negativa como positiva. O nos dejó insatisfechos, o encantados. Esta es una evaluación sesgada. Más sobre la objetividad: incluso si dos personas acuden a un psicólogo con el mismo problema, esto no significa que obtendrán el mismo resultado de la terapia, explica el profesional. “Y a veces los mismos expertos piden feedback, y el paciente piensa: “Si me niego ahora, dejará de quererme”. Y escribe una reseña solo porque tiene miedo de perder el favor de su psicólogo.

 

 

"Ayudar a sí mismo"


Hoy hay una mayor disponibilidad de materiales sobre psicología y psiquiatría en fuentes abiertas, y la gente quiere ayudarse a sí misma, a prescindir de la intervención de un especialista. Esto no es del todo correcto por varias razones. Lo peor es cuando una persona malinterpreta lo que le está pasando, cuelga diagnósticos que en realidad no existen. Esto no solo puede confundirlo, sino también alentarlo a comportarse de manera diferente o incluso a tomar drogas inapropiadas. Incluso si una persona entiende algo sobre sí misma, recuerda su infancia, se da cuenta de las razones de lo que le está sucediendo, esto será solo la mitad del éxito.

 

Para hacer frente a estos problemas, necesita un especialista.

“Ahora hay muy poca literatura que pueda llamarse realmente valiosa. Suele ser profesional, con la terminología adecuada. Y la psicología popular a menudo funciona lejos de la ciencia. Por lo tanto, la disponibilidad de dicha información es un arma de doble filo. Es genial que a la gente le interese esto, que esté atenta a sí misma, pero con problemas propios es mejor acudir a un especialista”, asegura Dra Daniela Vallejo.

 

 

No se puede discutir, porque incluso los propios psicólogos hacen esto: se someten periódicamente a terapia personal. Por cierto, si hablamos de trastornos mentales, prescribir medicamentos por su cuenta es completamente inaceptable. En tales asuntos, la presencia de una educación médica especial es un requisito previo.

 

 

 


Su caso necesita ser evaluado de manera profesional y objetiva.

 


Por lo que ofrecemos.

 

 

  • Precios justos y al alcance de su bolsillo
  • Trato unico, 100% presencial y profesional
  • Prestaciones en psiquiatría de Calidad. 

 

 

Ofrecemos Precios en promoción ($35.000 - $45.000) es por ello que lo invitamos a contactarnos para poder asignarle una hora

 

 

 

 

 



×